La industria de supermercados en Chile


La industria de supermercados en Chile se encuentra a un nivel altamente competitivo, consolidándose en torno a las grandes cadenas de distribución.
Estos al principio estaban orientados hacia los segmentos socioeconómicos más altos. Luego, durante la década de los ochenta, se desarrollaron estrategias de diferenciación comercial las que implicaban servicio, calidad, variedad y precios bajos. Así se produjo una expansión del sector con el desarrollo de grandes cadenas de distribución y la aparición de nuevos atributos importantes del negocio además del precio y calidad, como la ubicación y tamaño del local, la atención al cliente y el nivel de variedad de productos comestibles y no comestibles.
Debido a esto, hoy en día, es posible segmentar el mercado en cuatro grupos de acuerdo a las necesidades del consumidor: Establecimientos de conveniencia, económicos, tradicionales e hipermercados.

1. Las tiendas de conveniencia son de tamaño pequeño, es decir, una superficie de sala de ventas menor a 1.000 m2 y la cercanía es un atributo importante en la decisión de compra. Poseen un limitado número de productos, que en su mayoría son de primera necesidad.


tienda_de_barrio1.jpg

2. Los supermercados económicos poseen instalaciones entre 1.000 m2 y 3.000 m2. En ellos se puede encontrar un mayor surtido de productos que en los locales por conveniencia. Poseen un fuerte énfasis en el precio de venta y están enfocados a la venta diaria y semanal.



tiendas2.jpg

3. En el segmento de supermercados tradicionales, los locales poseen una mayor área de venta, situándose entre los 3.000 m2 y 6.000 m2 de superficie. El número de productos es mayor que en los segmentos anteriores, llegando a ofrecer cerca de 10 mil productos, también incluye vestuario, hogar y electrónica aunque en menor variedad que los hipermercados. La periodicidad de la venta es semanal y quincenal.


supermercado3.jpg

4. Por último, el formato hipermercado posee salas de venta sobre 10.000 m2 y ofrece a sus clientes la más variada gama de productos disponibles, no sólo en alimentos y abarrotes, sino también vestuario, hogar y electrónica, junto con poseer precios bajos para los productos de baja rotación. Adicionalmente, cuentan con servicios de comida, cafetería y pastelería. Su periodicidad es quincenal y mensual.



hipermercado.jpg

Actualmente, los supermercados son el canal de distribución de ventas al detalle más importante de consumo masivo. El progreso de las ventas en la industria ha estado relacionado con el aumento del ingreso per cápita y con la mayor presencia de supermercados, los que han ido captando paulatinamente más consumidores desde los canales de ventas tradicionales, como lo son almacenes, ferias y mercados.
Se estima que los supermercados concentran un alto porcentaje del consumo en alimentos y productos básicos para el hogar a nivel nacional, los que incluyen además, productos no comestibles como vestuario y equipamiento para el hogar.





images.jpeg
< Anterior Siguiente >